Post Operatorio

La terapia postoperatoria es una terapia complementaria a la cirugía, que reduce el tiempo de recuperación en forma eficaz. Se basa principalmente en disminuir el edema a través del drenaje linfático.

 

El drenaje linfático manual es muy importante en los tratamientos y cuidados tras la cirugía estética. Al ser una técnica manual que mejora la circulación linfática, su utilización va a ayudar a eliminar antes todos los edemas post-quirúrgicos. Gracias al DLM mejoramos la cicatrización del tejido, eliminamos o disminuimos las molestias postoperatorias y aceleramos la recuperación.

1 EVALUACIÓN

GRATUITA

Déjanos tus datos y te llamamos para agendar tu primera evaluación gratuita.

Enviando formulario...

El servidor ha detectado un error.

Formulario recibido.

  • Disminuir el dolor y la inflamación
  • Mejorar la cicatrización y evitar fibrosis subcutánea en liposucción
  • Evitar contractura capsular en las mamas de aumento
  • Acelerar la desaparición de equimosis y otros beneficios.

 

Se aplica en todas las intervenciones de cirugía estética, entre ellas destacamos:

 

  • Tras la liposucción o lipoescultura, donde se forma bastante edema y equimosis (moratones) a consecuencia del trauma quirúrgico, es imprescindible para la reabsorción del edema. Su correcto empleo reduce en varias semanas el tiempo total de recuperación y evita la formación de fibrosis.
  • La abdominoplastía (Es la cirugía del abdomen. Un procedimiento quirúrgico complejo de reconstrucción de la pared abdominal). Es la intervención que más daños produce en el sistema linfático, por ello es imprescindible un correcto tratamiento postoperatorio. El drenaje linfático manual ayuda a redirigir la circulación linfática hacia vías alternativas de drenaje no dañadas por la cirugía y a disminuir la hinchazón o inflamación del abdomen.
  • En la mamoplastía de aumento (aumento de pecho) el DLM disminuye la inflamación del seno, su correcta aplicación demuestra su eficacia desde el primer día, disminuyendo las molestias, sobre todo cuando los implantes están en posición submuscular . Los implantes en posición subglandular o subfascial también se benefician del drenaje linfático manual.
  • En la blefaroplastía (es una cirugía que tiene la finalidad de rejuvenecer la apariencia del rostro a través de la intervención de los párpados), el drenaje linfático acelera la reabsorción del edema, al igual que tras el lifting , debe realizarse con precaución sobre todo en las zonas próximas a las cicatrices.

 

¿CUÁNDO EMPEZAR EL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL TRAS LA CIRUGÍA?

 

El DLM es una técnica de masaje suave, que no traumatiza el tejido, y favorece la desinflamación del mismo. Por esta razón, se puede comenzar a utilizar según la operación realizada, desde las 24 ó 48 horas siguientes a la intervención. El tiempo de comienzo lo decide el cirujano plástico que realizó la intervención.

 

Tras las liposucciones y en otras intervenciones donde no conviene la  movilización temprana de la piel puede ser necesario demorar el comienzo hasta que transcurran de 5 a 7 días.

SESIONES

VALOR

5 sesiones

$90.000

10 sesiones

$150.000

Tratamientos relacionados

Korper - Centro de Kinesiología y Estética

 Domicilio: Echeñique 5839 Of. 602 - La Reina, Santiago, Chile.

Teléfono fijo: +562 32452915

Whatsapp: +56931987311

Email: contacto@korper.cl